Dale vida y protección a tu espacio de trabajo

Ya sea para prevenir la formación de óxido, restaurar una superficie gastada o redecorar un mueble, Metal Protection ofrece una gran variedad de pinturas e imprimantes para proteger y embellecer cualquier superficie.

Su elasticidad permite que el acabado se expanda y contraiga frente a los cambios de temperatura, manteniendo un acabado resistente pero flexible que disminuye el pelado y el descascarado de la pintura. Disponible en variedad de colores y acabados.

Te damos algunas recomendaciones para renovar objetos y muebles de metal de tu habitación: Antes de comenzar, encuentra un área bien ventilada, preferentemente en el exterior y cúbrela para protegerla del rociado de la pintura.

Sigue estos pasos:

1. Prepara el objeto: es muy importante preparar correctamente el objeto a pintar, para que la pintura pueda adherirse correctamente. Para hacerlo, limpia la superficie del objeto con agua y jabón, enjuágalo y déjalo secar. Si la superficie es lisa o muy brillante, puedes lijarla con una lija suave para crear porosidad y facilitar la adhesión de la pintura. Usa tape para cubrir las partes del objeto que no quieres pintar. Antes de empezar a pintar tu objeto debe estar limpio, desengrasado, libre de polvo y seco. De esta maneta obtendrás un acabado más resistente y duradero.

2. Agita antes de usar: agita el envase con fuerza durante un minuto luego de comenzar a oír el sonido de la bolilla mezcladora. Durante el pintado es conveniente agitar el envase con frecuencia, para que la mezcla se mantenga uniforme.

3. Practica la técnica: sobre papel periódico, desplazando el aerosol con movimientos suaves y parejos, ida y vuelta, manteniendo siempre la misma distancia para que la pintura cubra en forma pareja.

4. Pinta tu proyecto: ubica el aerosol a unos 20 / 30 centímetros de la superficie y pinta con movimientos regulares de ida y vuelta, asegurando que cada pasada cubra la anterior. No intentes cubrir en una sola pasada, es mejor aplicar 2 o más capas delgadas que se solapen ligeramente para evitar que la pintura se acumule. Es importante empezar a pintar fuera del objeto y terminar la pasada también fuera del objeto, de esta manera evitarás generar un punto con mayor carga de pintura, que quede más oscuro que el resto o que incluso pueda generar un goteo. El tiempo de secado entre manos es de apenas unos minutos, de 5 a 10. Es importante que si necesitas aplicar otra capa lo hagas dentro de la primera hora o dentro de 24 horas, para asegurar una buena adhesión de la pintura. En 20 minutos tu objeto estará seco al tacto y podrás agarrarlo liego de una hora después de la aplicación de la última mano.

Tips adicionales:

• Practica la técnica de pintado antes de pintar el objeto que hayas elegido.

• Agita el aerosol cada algunos minutos para mezclar bien los componentes de su pintura, y lograr así un acabado parejo.